del Cobayo - Ciudad Aventura

Vaya al Contenido

Menu Principal

del Cobayo

ROEDORES > CUIDADOS

cuidados del cobayo

 El cobayo es un roedor poco exigente en su alimentación, muy resistente cuando se le cuida bien y de fácil reproducción sin ser tan prolífico como sus primos los conejos. Existen de colores y pelambres diferentes: los hay de pelo suave y sedoso, áspero y corto o largo y aterciopelado. Son muy tranquilos, generalmente no muerden, a menos que sean agredidos –por eso son ideales para niños mayores de diez años– , son tan tolerantes que pueden vivir junto a conejos sin ningún problema ni pleitos, siempre y cuando se les tenga en un lugar bastante amplio.
Los cobayos
son del orden rodentia, igual que las ratas y los diferentes tipos de ratones, pero pertenecen a la familia de los cávidos, caracterizados por tener cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras; tienen, como los ratones, dos dientes incisivos superiores y dos inferiores que crecen durante toda su vida, por eso es tan importante ofrecerles alimentos duros, para que desgasten sus dientes y no tengan problemas al comer o se lastimen.
 
De forma natural, forman pequeños grupos familiares, viven en pequeñas madrigueras, se alimentan muy temprano al amanecer y en las tardes, cuando comienza a oscurecer para ocultarse de sus depredadores naturales. En su hábitat natural no toman mucha agua porque los vegetales y frutas en los que se basa su alimentación tienen grandes cantidades de agua, pero en cautiverio, o sea en tu casa, debes proporcionarles todos los días agua limpia y fresca. Algo más: igual que los conejos los cuyos son coprófagos, es decir que en su dieta incluyen sus propios restos alimenticios porque tienen un sistema digestivo poco agresivo, así que después de haber ingerido un poco de alimento éste sale por el ano en forma de heces blandas que deben ingerirse nuevamente para completar la digestión y poder aprovechar todos los nutrientes al máximo. En los cobayos domésticos, esto generalmente no es visto, pero si el tuyo lo hiciera ¡no te preocupes! no significa que es un cochino de primera clase, al contrario, está trabajando para aprovechar al máximo los alimentos que le das.

El Alojamiento:
Hay una gran variedad de jaulas,
cómodas, bonitas, super reforzadas y muy amplias. Así que date una vuelta por Ciudad Aventura para escoger la más adecuada; eso sí, trata de comprar la jaula más grande aunque pienses tener un solo cobayo, pues entre más espacio tenga para moverse, para ejercitarse y correr de un lado a otro, será más feliz, te lo aseguro.

 
En la misma jaula pueden vivir placidamente un macho con una o varias hembras - hasta cuatro- , pero recuerda, esto es posible siempre y cuando haya suficiente espacio para todos; también puedes tener varias hembras o varios machos jóvenes, pero no es tan recomendable porque cuando sean adultos seguramente tendrán fuertes peleas por el territorio.

 
La medida ideal de la jaula para un cobayo es de 90 cm de largo, 40 cm de ancho y 35 cm de alto, con alambre calibre 19 o más grueso.
 
Una parte de la jaula debe estar destinada al dormitorio, esta zona debe ser oscura cómoda y calientita. El piso de toda la jaula debe tener una cubierta de viruta - aserrín- , para proporcionarles mayor confort. La jaula debe contar con platos o comederos especiales para que no puedan voltearlos y tirar la comida; también deben contar con bebederos de botella para evitar que derramen el agua porque la humedad a la larga puede causar muchas enfermedades a estos animales.
 
Indispensables son también los juguetes especiales para cobayos que lo mantendrán muy divertido y reducirán el aburrimiento de tu mascota, puedes obtenerlos también en nuestra tienda.

Limpieza:
La jaula debe limpiarse por completo al menos cada semana, usando desinfectantes potentes, pero enjuagándola muy bien para evitar residuos que puedan contaminar el alimento o las heces de tu cuyo porque indudablemente le provocarán enfermedades.
 
El área donde estará la jaula debe ser muy ventilada, pero sin corrientes de aire fuertes porque se puede enfermar, con una temperatura cálida constante y sin fuentes de estrés, tampoco debe estar al alcance de otras mascotas como perros y gatos que lo puedan asustar u otro aconteciemiento que resulte fatal.

Alimentación:
Los cobayos no pueden sintetizar la vitamina C, que es de vital importancia porque previene muchas enfermedades, así que siempre debe estar disponible en su alimentación. Esta vitamina se encuentra en varias verduras y hortalizas, debes ofrecer con regularidad este tipo de alimentos, pero recuerda que la alimentación debe ser variada para que consuma todos los nutrientes que necesita y para que no se aburra de comer siempre lo mismo, si esto ocurre dejará de comer y puede a morir.

Los cereales:
Este alimento está casi en cualquier parte, supermercados, veterinarias, forrajerías y por supuesto, en Ciudad Aventura, donde no solo alimentos puedes encontrar, si no, todo tipo de accesorios. Así que ¡no hay pretexto para no dárselo!. Los cereales benéficos para los cobayos son la avena triturada, el salvado, la cebada, el trigo y el maíz, ricos en hidratos de carbono, además contienen glúcidos, almidón y celulosa en cantidades considerables.
 
Puedes darle también, en pequeñas cantidades, trocitos de pan integral tostado, galletas, o incluso un poco del cereal que desayunas, pero no debes sustituir los cereales naturales totalmente porque los que están hechos para nosotros los humanos contienen mucho azúcar que puede perjudicar a tu cuyo.

Las proteínas:
Están en los cereales, verduras y tubérculos, semillas de girasol, alpiste, mijo, cacahuates naturales, piñones, almendras, avellanas y nueces. Debes ofrecerle un poco de todos mezclados en pequeñas porciones para que el animalito tenga una aporte adecuado de grasa, proteínas y variedad en la dieta. También le puedes dar alimento comercial para cuyos, la ventaja de este tipo de alimento es que ya está balanceado y cumple con los requerimientos nutricionales de estos animalitos, aún así no olvides que además debes ofrecerle verduras y hortalizas.
 
Los cuyos pueden volverse muy selectivos así que es recomendable mezclar todos los alimentos para que coma de todo.

Las vitaminas:
La deficiencia - también el exceso- de cualquier vitamina o nutriente específico trae como consecuencia enfermedades, así que es muy importante llevar un programa de nutrición adecuado si quieres que tu cobayo viva muchos años. Existen suplementos vitamínicos para cuyos en el mercado, pero estos deben ser suministrados siempre bajo prescripción del médico veterinario.

Las frutas, verduras y hortalizas:
Juegan un papel muy importante en la alimentación de los cobayos, debes incluirlos sin falta en la dieta de tu mascota. Puedes darle col, chícharo, brócoli, hojas de espinaca, zanahoria, remolacha, y nabos. También aceptan la cebolla y el ajo, las moras y el diente de león. Siempre dále los alimentos bien lavados y desinfectados y muy frescos porque a ellos, como a ti, tampoco les gusta comer alimentos en mal estado.

Forrajes:
El heno es un forraje muy apreciado por los cobayos, además es un excelente material de cama para estos animalitos. También puedes darle paja de avena, o utilizarla de cama en su jaula.

Agua:
El agua siempre debe estar disponible, limpia y fresca, debes cambiarla diariamente. En ocasiones servirá como vía de administración de medicamentos indicados por el médico veterinario.

Alimento concentrado:
Lo encuentras en una tienda especializada en animales y le puedes ofrecer mezclado con el resto de los alimentos.

Cada cuánto alimentar?:
Lo mejor es darle de comer tres veces al día, variando los alimentos de una comida a otra para que no se vuelva selectivo.    Una toma será en la mañana muy temprano, recuerda que estos animalitos son de hábitos crepusculares, es decir, que están más activos cuando el sol sale y cuando el sol se pone. La segunda toma será al medio día y la última cuando oscurece. Aunque le ofrezcas alimento tres veces al día, en todo momento debe contar con cereales y agua.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal